CUANTO ESTA DISPUESTO A PAGAR SÁNCHEZ



El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha afirmado hoy que "no está dispuesto a ser presidente del Gobierno a cualquier precio" y que solo lo hará si su programa "socialdemócrata,

reformista y modernizador" logra una mayoría parlamentaria. Pedro Sánchez es un pijo que se quitó la corbata para parecerse menos a su amigo Rajoy, ya que, a fin de cuentas, lleven lo que lleven y diga lo digan, son iguales. ¿Alguien se cree el cuento de la renovación del bipartidismo?

Pedro Sánchez vuelve a la casilla de salida cuatro meses después de las elecciones del 28A: ofrece a Unidas Podemos una fórmula de colaboración en la que se le reservarían cargos dentro de la Administración siempre fuera del Consejo de Ministros. PSOE y Unidas Podemos están abocados de nuevo a una negociación exprés: tienen dos semanas de margen para llegar a un entendimiento que permita sacar adelante la investidura o, por el contrario, conducir de nuevo a elecciones el 10 de noviembre.

No se me ocurre en que ha podido emplear Don Pedro Sánchez, todo el tiempo desde las elecciones hasta ahora. No ha hablado con nadie, no hay ningún acuerdo con nadie, y creo que nadie sabe si vamos a por setas o a por Rolex... ¿Se puede ser más inútil en el sentido más literal del término? ¿Qué ha hecho en casi tres meses?

El PSOE sabe que Podemos es un escorpión que prometerá no picar, pero que su pobre condición le llevará a hacerlo. Pero el PSOE, sabe que es importantísimo el relato, y no puede ir a una repetición electoral pasando por ser el culpable de la falta de acuerdo. Al grupo de Podemos, por contra, le va la vida en ello, por lo que demostrará que si fracasa el acuerdo no será por su culpa.

Enredado en la tela de araña, el PSOE tratará de escapar, pero no hay garantías de que lo consiga. En caso de investidura, veremos a un Gobierno mediatizado por un partido de extrema izquierda y por un independentismo declaradamente desleal. ¿Es esto lo mejor para España? El PSOE sabe que no, y espero que sea consecuente.

¿Os leo a ambos desde cierta distancia, y sabéis qué? visto desde fuera, y desde un poco de distancia, dais miedo, porque me hace pensar hasta donde se han polarizado las cosas, y cuanto de lejos puede llegar, como si este país no hubiese aprendido nada de la guerra, ¿recuerdas como era Cataluña hace 20 años? yo sí.

Había independentistas, siempre los ha habido, ¿había el odio que hay hoy? No, ¿La gente se enfrentaba como se enfrenta ahora porque su vecino, su primo, su hermano no es de su “bando” no? ¿hemos ganado algo estando donde y como estamos ahora? quizá para ti sí, para mi No, un rotundo y gran NO.

"Cuidado con lo que deseas, podría ocurrir que lo consiguieras." Sánchez se fía de las encuestas del tándem Redondo-Tezanos, pero la realidad puede transcurrir de una manera muy distinta. Como siempre ocurre, es casi seguro que la izquierda se abstendrá más que la derecha, y eso podría llevar a una muy indeseable victoria del Tripartito. Pero está muy claro que a los jefes del IBEX-35 les gustaría más un gobierno neofascista en España que un gobierno en el que figurasen ministros de Unidas Podemos.

Otro equidistante empesebrado. Desde la línea de fuego no nos esperábamos hoy ninguna pequeña o grande sorpresa de Pablo tonto, arrogante, culpable de la muerte de Manolete, Pedro guapo, listo, estratega, y sobre todo progresista. Nos partimos de la risa. Que esta estabilidad, no llegar a fin de mes, no poder alimentar bien a los niños, pedir créditos para el material escolar, los ricos sin impuestos, que es estabilidad querido Sánchez. Tu sobre mensual te llegará lleno de dinero y con bonus descuento, como a tantos otros como tú, que os importa una higa los españoles y su estabilidad, y solo veláis por vuestra seguridad y la mamandurria.

La gran pregunta es: ¿Y en noviembre QUÉ? Yo veo como un 75% de posibilidades de ir a urnas. Bajará mucho la participación, salvo en el tripartito de izquierda Hitleriana. ¿Qué ganará Pedrito con esto? ¿No tener que lidiar con la crisis? Y por supuesto si el tripartito se presenta en provincias poco pobladas, (aunque es improbable) justo o medio punto se acercará, y puede logra la mayoría absoluta...

Creo yo, que la jugada maestra de Podemos, debería ser votar la investidura, dejando muy claro que solo apoya la investidura y que lo hace por sentido de responsabilidad de estado. A partir de ahí, oposición de izquierdas pura y dura, mostrar a la ciudadanía que el PSOE, no es un partido de izquierdas. Con la que se avecina, el PSOE no dura en el gobierno ni seis meses y el desgaste para este partido, puede ser total desde el socialismo.

Porque aunque se apoye en Unidas Podemos para gobernar, nunca van a dejar éstos de intentar ser la oposición desde la izquierda, y desde luego no van a unir su suerte a la del PSOE, por lo que en Podemos, deberíamos tener un poco de paciencia y dejar que el rey PSOE, se desangre con la próxima crisis, que como es natural, va a intentar que la paguemos los de siempre, y eso tiene un coste en las urnas que deberá pagará el PSOE.