YOUTUBE QUIERE SER UN DIOS TERRENAL

 

YOUTUBE QUIERE SER UN DIOS TERRENAL

La Fiscalía de la Audiencia Nacional, no está de acuerdo con el modo de actuado YouTube, con cierre del Canal 5 Radio, por un supuesto delito de injurias y calumnias al Gobierno. La denuncia cierre partió sin comunicar el motivo y la causa en Internet del grupo YouTube, tenía su origen en la difusión en directo de un programa radiofónico a través de las redes sociales e informaciones que podrían de interés público. Con el objetivo de silenciar el hecho de la libre libertad de expresión, tiene un carácter absoluto y por tanto se ha desarrollado "abundante doctrina sobre sus límites". Por eso creemos que gozamos del amparo del derecho fundamental a la libertad de expresión" por el Tribunal Superior.

Canal 5 Radio, le desea comunicar y para recordar que la libertad de expresión en el artículo de nuestra Constitución" es la garantía que cada país desarrolla sus normas y toda empresa el que se implanta en su territorio debe de seguir y respetar sus leyes y sus normas, para la mejor dirección y formación existencial de una opinión sana y pública" por lo que es esa ley es "una de los pilares de una sociedad libre y democrática".

Por este motivo, se destaca que esa libertad de expresión, ha de gozar de un amplio cauce "generoso como para que pueda desenvolverse sin angostura", y, siguiendo con la doctrina del TC, los límites han de ser ponderados con "exquisito rigor". Ellos encontraran con "estima el imperativo constitucional de respeto a la libertad de expresión que impide extraer conclusiones penales" que no se ajusten a las leyes de nuestro país.

Subraya que esos mensajes pueden ser interpretados como producto de la intencionalidad crítica en el terreno político a las personas que ostentan cargo público e insiste en el escrito que los hechos no constituyen un delito de injurias y calumnias al Gobierno, ya que en la realidad ambos mensajes son "meras manifestaciones críticas contra la acción del Gobierno a raíz de su gestión de la pandemia".

Canal 5 Radio, van más allá, al afirmar que, sin embargo, "en esencia si responden a la realidad constatada oficialmente y que es la de que en nuestro país están muriendo miles de ciudadanos como consecuencia del virus".

Por otro lado, en el escrito se indica que la Audiencia Nacional es competente en delitos que tengan por finalidad alterar la forma de gobierno o el normal funcionamiento de la institución, y añade que en este caso la publicación del programa en directo de Canal 5 Radio, por sí solo no afecta ni puede alterar ese normal funcionamiento, máxime cuando no se ensaña ni se indica males mayores en la difusión del mismo.

Además, tampoco ve en los hechos delito de desórdenes públicos y tampoco indicios de supuesta organización criminal, y recuerda que, si bien las redes sociales hacen que determinados contenidos se difundan de manera exponencial, esto no quiere decir que existan cuentas falsas ni que estén dirigidas por una organización. Por todo ello, pedimos a la Fiscalía que los hechos no pueden ser perseguidos saltándose las leyes del soberano pueblo de España.

Por este motivo en caso de no anular YouTube, las medidas del confinamiento de nuestro canal de radio, nos veremos obligados a poner en manos de nuestros abogados para que la ley pueda poner orden al asalto de la constitución de España. Y por la mala praxis con o sin recomendación de las altas esferas políticas, lo pondremos en conocimiento de tantas personas que quieran escucharnos, esperando que la política cambie. Después reafirmaremos nuestras leyes, teniendo siempre en cuenta para que jamás esto vuelva a pasar en nuestro suelo español por empresa que se saltan nuestras leyes constitucionales.

Laureano García Agudo.