LA PRINCESA QUE NUNCA FUE FELIZ


"Me niego a ser el único príncipe que nunca tuvo una amante": Carlos a Diana.
Diana habría podido tener una historia de cuento de hadas. Una mujer hermosa comprometida

con el heredero de la corona inglesa: Una gran boda, dos hijos varones, y una mujer que deseaba ser feliz para siempre. Sin embargo, desde los primeros años de esa relación quedó claro que eso no sería así.

La tormentosa unión entre ambos ha sido una de las historias más seguidas por la prensa mundial. El desamor, la infidelidad y la monotonía a la que llegaron era conocida por el mundo entero, sin embargo, nunca había estado pensada de esa manera por ninguno de sus dos protagonistas.

En las grabaciones la difunta princesa recuerda que las cosas desde un comienzo nefasto siempre fueron bastante extrañas. Según ella contaba “Recuerdo que contó, sentí pena por él, y le dije: ‘Necesitas a alguien a tu lado’, uh, frase equivocada. El resto de la noche estuvo encima mío, como una alergia que no se te quita de encima” dice Diana, con cara de desesperación. “Comenzó a besarme y yo solo pensaba: “Esto no es lo que la gente normal hace”.

Las tácticas de conquista de Carlos, no fueron consistentes, algunas semanas la llamaba todos los días y luego pasaba un mes antes de que ella volviera a saber de él. En cuando, en cuando, Carlos comenzó a invitarla a los eventos de la realeza. Poco a poco Diana se fue acercando al círculo real, solo para encontrarse con que alguien que no deseaba ya estaba allí: Era Camilla Parker.

La princesa Diana y el sexo.

Diana eventualmente se dio cuenta de que su matrimonio estaba condenado. Luego de escuchar las conversaciones de carácter sexual que su esposo mantenía con Camilla Parker por teléfono, lo confrontó. Él se limitó a decirle, Me niego a ser el único príncipe de Gales que nunca tuvo amante”. También enfrentó a Camilla Parker, le rogó que se alejara de su marido, pero Camilla simplemente le habría respondido que debería ella estar más que feliz, por haber tenido dos hijos herederos al trono.

Cuando todo falló, la princesa buscó ayuda en la reina Isabel II. “No sé qué pretendes hacer, Carlos no tiene remedio” le contestó la monarca y jamás volvieron a hablar del tema.

Las lágrimas que el príncipe Carlos derramó por Camilla Parker.

Diana se sentía cada vez más sola, no sentía que fuera suficiente para la familia real. La presión a la que se enfrentaba y las dudas constantes sobre su matrimonio, hicieron que la princesa desarrollara bulimia. “Pude haber recurrido al alcohol, que hubiera sido muy obvio. Me pude haber vuelto anorexia, que hubiera sido aún más obvio. Decidí hacerlo más discretamente. Que al final no fue nada discreto. Escogí herirme a mí misma, en lugar de herirlos a todos” dice la princesa. “Todos sabían de la bulimia en la familia. Decían que esa era la causa del fracaso de nuestro matrimonio” afirma notablemente Diana, afectada, en esta grabación.

Su verdadero amor.

Si bien la relación con Carlos estaba lejos de ser perfecta, Diana logró acercarse a varios de sus colaboradores. Desarrolló una relación cercana con uno su de sus guardia de la seguridad, Barry Mannakee, al que consideraba su mejor amigo. “A los 24 años me enamoré profundamente de alguien que me hacia feliz en parte de todo esto, pero se dieron cuenta y lo echaron, y al cabo de un poco tiempo murió” de una extraña manera que nunca se pudo aclarar, afirma Diana.

“Fue el peor momento de mi vida” dice la princesa afectada. “Yo estaba feliz, esperaba dejar todo esto, e irme a vivir con él” pero creo “nunca debí haber jugado con fuego. Lo hice y salí quemada”. En la misma conversación Diana cuenta que Carlos sabía de su relación con el guarda espalda Mannakee, pero creía que nunca ella había tenido sexo con nadie, pero no tenía ninguna prueba. Pero sigue asegurando de que nunca hubo nada sexual fuera de su matrimonio con el.

El resto de la historia de la princesa Diana es bien conocida. Su divorcio en 1.996, le permitió buscar nuevamente el amor, y su vida terminó un año después al lado de Dodi Fayed con quien tenía una relación seria. Después ocurrió lo que todos sabemos, algo extraño y oscuro en su accidente con Dodi Fayed, que siempre el padre entre sus amigos más íntimos decía que fue cosa del Servicio Secreto Britanico. Esa duda es la tenemos muchos, pero nada podemos hacer para saber la verdad, sobre la princesa DIANA...