EL CASO DE ADOLF HITLER

Ratificando el refrán que dice que la verdad es muchas veces más extraña que la ficción, los viajes en el tiempo también tuvieron influencia en la historia de Hitler.

Se transcribe la parte de la sesión del que se refiere a la verdad sobre su nacimiento.


Laureano: Antes de proseguir voy a relatarte algo que parece más de ciencia ficción que real y sin embargo sucedió

Interlocutor: Lo escucho…

Laureano: Una viajera del tiempo se trasladó a fines de lo ustedes llaman Siglo XIX…

Interlocutor: ¿Viajera terrestre o extraterrestre?

Laureano: Viajera terrestre, provenía del 2.550 aproximadamente.

Interlocutor: ¿Cuál era la finalidad del viaje?

Laureano: Quería cambiar la historia eliminando a Hitler cuando era bebé.

Interlocutor: Apenas lo puedo creer…

Laureano: Créelo porque es así. En este momento tengo varios espíritus que me están dictando los hechos históricos tal como sucedieron en la realidad.

Los padres de Hitler, tenían lo que ustedes llaman una niñera, que era también ama de llaves, porque la esposa no estaba bien de salud. Esta niñera cuidaba muy celosamente al bebé Hitler.

La viajera del tiempo era una muchacha de unos 28 años, que en su época, es decir en el 2.550, era una profesional que trabajaba en los laboratorios del tiempo en varias ramas técnicas, biogenética, crió genética, técnica temporal cuántica, etc.

Esta persona sustrae una de las máquinas del tiempo y antes de viajar al pasado bloquea el sistema para que no puedan rastrear la fecha y el lugar hacia donde se iba a dirigir.

Luego se traslada a la época en que Adolf Hitler, era un bebé y se anota como segunda niñera para trabajar en la casa de los padres y finalmente lo logra. Pero algo peculiar debía tener porque la primera niñera sospechaba de ella.

En un momento dado hay un incendio en la cocina donde estaba casualmente el bebé y la viajera del tiempo lo salva, ganándose de esa forma la confianza del matrimonio Hitler.

Interlocutor: ¿Este hecho también le ganó la confianza de la primera niñera?

Laureano: No, la primera niñera siguió sospechando y en consecuencia la vigilaba. Pero a pesar de ello, cuando los padres de Hitler fueron a un concierto, la viajera del tiempo, que ya hacía un mes que trabajaba allí como segunda niñera, en un descuido de la primera niñera sustrajo a la criatura y con ella en brazos se dirigió hacia un puente cercano para desde allí tirarla al río y matarla.

Pero la primera niñera percibió la maniobra y la siguió. Cuando estaba por alcanzarla e increparla apareció una patrulla policial y entonces optó por denunciarla por rapto del bebé. La patrulla se dirigió rápidamente al puente, al cual ya había llegado la segunda niñera con el bebé, y la cercó por ambos extremos. La viajera del tiempo, viendo que no tenía salida, se tiró del puente junto con el bebé.

Interlocutor: ¿Se inmola?

Laureano: Así es. Sacrifica su vida para matar al bebé.

Interlocutor: Obviamente muere la viajera pero el bebé se salva…

Laureano: No, porque mueren ambos.

Interlocutor: Maestro, ahora sí que no entiendo nada… ¿Cómo que el bebé no se salva?

Laureano: Reitero lo que dije, el bebé no se salva. Pero la historia no termina aquí. La primera niñera desesperada porque además de tener que enfrentarse al matrimonio Hitler, con un hecho de esta naturaleza, podía ser echada de su trabajo y quizás acusada de negligencia en el cuidado del bebé, en un rapto de locura va a uno de los barrios bajos y, sin darse a conocer ni mencionar para quien trabajaba, compra a una mendiga su bebé, que era aproximadamente de la misma edad y muy similar al bebé muerto, por unas monedas.

Interlocutor: ¿Lo compra así, nomas como si fuera un kilo de pan?

Laureano: Sí, porque la mendiga estaba en una pobreza extrema y no podía alimentar al bebé ni tampoco alimentarse ella, de modo que estuvo contenta con sacárselo de encima. La niñera, cuando llega a la casa de los Hitler, asea al bebé y le pone la ropa que usaba la criatura muerta.

Interlocutor: ¿Y los padres no notan la diferencia?

Laureano: Los padres nunca llegaron a sospechar nada porque el bebé era muy parecido y además muy pequeño como para que se notaran tanto las diferencias. Además fueron influenciados por los espíritus del Error.

Interlocutor: Bien dicen que la realidad es muchas veces más extraña que la ficción…

Laureano: Y ese bebé es quien más tarde fue conocido como Adolf Hitler.

Interlocutor: ¡Increíble!.. ¿Tienen algo que ver en esto los universos alternos?

Laureano: No, en absoluto, porque la historia no cambió. Si esta viajera del tiempo no hubiera asesinado al bebé de los Hitler, este bebé no iba a ser el delirante que fue Adolf Hitler, porque el que fue Adolf Hitler fue precisamente el hijo de la mendiga.

Interlocutor: Es verdaderamente asombroso…

Laureano: El matrimonio Hitler, era una verdadera maravilla, y nunca podía dar lugar a que su hijo se desviara a tal extremo, pero el hijo de la mendiga traía los genes de la mezcla de un alcohólico con una proxeneta.

Interlocutor: Es decir, en definitiva, que el Hitler, que conoce la historia no es en realidad el hijo de ese matrimonio, sino el sustituido…

Laureano: Así es… En conclusión, esta viajera del tiempo, por querer hacer las cosas bien, terminó haciendo las cosas mal y favoreció a la historia.

Interlocutor: ¿En qué sentido favoreció a la historia?

Laureano: En el sentido de que fue su conducta la que precisamente hizo que la historia fuera la que conocemos.

Interlocutor: Ahora entendí. Está todo perfectamente claro, pero sigue pareciéndome una historia sorprendente…

 

La realidad en nuestros días, según como nosotros la vivimos, es engañosa porque la queremos vivir con el corazón, y la verdad es que la tenemos que vivir con la inteligencia, desarrollando nuestro conocimiento cada minuto que estamos en este paralelismo de mundos habitados, y no dejarse manipular la mente, con hacer lo que otros nos dictan, tenemos que siempre mirar con nuestros propios ojos y llegar más allá de las sombras.

E P I L O G O

Esta historia esta basada en la mayor parte en los casos y en circunstancias que en su estado de comparación con el movimiento y explicaciones de los misterios que nos rodea. La misma inercia de la vida hace que tenga la mayor parte de realismo.

Cuantas veces la vida nos hace vivir momentos y circunstancias, que no encaja y que en ese preciso instante se nos escapa de nuestras manos. Pero todo lo que sea extraño y salido de situación, tiene en su mayoría la más fundamental realidad. En su lado oscuro; solo la mente cada vez más sabe descifrar los paralelismos que nos enfrentamos en el que hacer de la vida cotidiana.

Laureano García Agudo.